Skip to main content

Monto del préstamo

100 - 1500 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Por ejemplo, para un préstamo de 300€ para devolución en 120 días, los costos serán de 0€, el importe total a devolver será de 300€ con una TAE de 0%.

Monto del préstamo

100 - 300 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Ejemplo TAE: cantidad solicitada: 100€, total a devolver: 133€ en 30 días, TAE: 3112.64%

Monto del préstamo

50 - 300 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

La TAE para el primer préstamo es del 0%. Para los préstamos siguientes la TAE varía en función de importe y plazo y aparece indicada en los términos y condiciones de la solicitud. A modo de ejemplo, para un crédito rápido de 100€ a 30 días, los intereses serían de 32€, lo que equivale a una TAE del 2830,8%.

Monto del préstamo

100 - 1000 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Préstamo para estudiar

BS 42

Información más importante

Los préstamos estudiantiles son formas de financiamiento que cubren de forma total o fragmentada los estudios de licenciatura, máster o doctorados. Es preciso aclarar que estas ayudas económicas no son iguales ni parecidas a las becas de estudio, pues en el caso de los préstamos, es necesario hacer la devolución del importe, más los costos de la tasa de interés y las comisiones.

  1. Los préstamos educativos son una forma de financiamiento que cubren de forma total o fragmentada los estudios de licenciatura, máster o doctorados.
  2. Algunas de las características más importantes de los créditos para estudiantes son que tienen una tasa de interés alrededor del 0% y el 6%; que en algunos casos cobran comisión de apertura y de reembolso anticipado; que a veces estos préstamos piden que los estudiantes se vuelvan titulares de una cuenta bancaria o de una tarjeta de crédito; y, que cuando los usuarios son menores de edad o no trabajan, piden que haya padres o tutores que sirvan como avalistas y garanticen que el importe va a ser devuelto.
  3. Si estás buscando tener financiación para tus estudios, te recomendamos que revises las condiciones que ofrece cada entidad bancaria y determines cuál se ajusta mejor a tus necesidades.
  4. Existen una gran cantidad de préstamos estudiantiles. Esto depende del tipo de estudios que se vayan a realizar, la edad del solicitante y la entidad financiera que otorgue el beneficio.
  5. Una de las recomendaciones más importantes antes de adquirir este o cualquier otro tipo de préstamo, es que se evalúen con calma las condiciones que exige la entidad prestadora en cada una de sus ofertas, sobre todo a la hora de considerar si seremos capaces de cumplir con las cuotas y los plazos de devolución.

El estudio es parte vital del crecimiento como personas, y el dinero no puede convertirse en un impedimento para poder alcanzar las metas académicas. Pensando en esto, las entidades financieras han abierto una gran oferta de productos dirigidos a que sea más fácil acceder a la educación.

Uno de los productos más utilizados para estos fines son los préstamos para estudiar, pues se enfocan a población joven, brindan plazos de devolución largos y abren las puertas a un mejor futuro para todos.

¿De qué tratan los préstamos educativos?

Los créditos para estudiar son formas de financiamiento que cubren de forma total o fragmentada los estudios de licenciatura, máster o doctorados. Es preciso aclarar que estas ayudas económicas no son iguales ni parecidas a las becas de estudio, pues en el caso de los préstamos, es necesario hacer la devolución del importe, más los costos de la tasa de interés y las comisiones.

¿Qué particularidades tienen los créditos estudiantiles?

Algunas de las características más importantes de los créditos para estudiantes son que tienen una tasa de interés alrededor del 0% y el 6%; que en algunos casos cobran comisión de apertura y de reembolso anticipado; que a veces estos préstamos piden que los estudiantes se vuelvan titulares de una cuenta bancaria o de una tarjeta de crédito; y, que cuando los usuarios son menores de edad o no trabajan, piden que haya padres o tutores que sirvan como avalistas y garanticen que el importe va a ser devuelto.

¿Cómo puedo acceder a un préstamo de estudios?

Si estás buscando tener financiación para tus estudios, te recomendamos que revises las condiciones que ofrece cada entidad bancaria y determines cuál se ajusta mejor a tus necesidades.

Por lo general, los requisitos cambian entre oferta y oferta, pero algunos de los más frecuentes son:

  • Tener más de 21 años para solicitar el préstamo estudios de forma independiente. Si eres menor de edad, contar con un tutor que se encargue de realizar la solicitud.
  • Preferiblemente, hablar el idioma español.
  • Contar con un recibo de matrícula u otro tipo de certificado que justifique la solicitud.
  • Si se tiene, presentar un comprobante de que se cuenta con recursos para poder suplir la deuda, sea del estudiante o su tutor.
  • En caso de que no se tengan recursos, existen otro tipo de préstamos que dan el dinero, y dan el chance de que se pague luego de que el beneficiario haya conseguido un trabajo.
  • Tener un Número de Identificación Fiscal (TIN).
  • Demostrar que la persona es residente permanente en España o es español.
  • No estar reportado en centrales de mora como ASNEF o RAI.

¿Qué tipos de préstamos estudiantiles existen?

Existen una gran cantidad de préstamos estudiantiles. Esto depende del tipo de estudios que se vayan a realizar, la edad del solicitante y la entidad financiera que otorgue el beneficio. Entre los créditos más populares están aquellos que dan dinero para la matrícula, los que financian gastos asociados al estudio, los que anticipan los pagos de una beca y aquellos que financian educación fuera del país.

De manera más detallada, estos préstamos tiene las siguientes finalidades:

  • Financiación de la matrícula. Independientemente de qué clase de formación se trate, sean cursos de idiomas, licenciaturas o posgrados, este tipo de préstamos están destinados a cubrir el coste de la matrícula. Este crédito puede pedirse anualmente o también para que pague la carrera completa.
  • Financiación de gastos asociados a estudio. Como sabemos, estudiar no solo implica entrar a un colegio o a una universidad, también requiere desplazamientos, libros y fotocopias, por lo tanto, este crédito, además de cubrir los gastos de matrícula, también dan recursos para estos materiales.
  • Estudios internacionales. Cuando se quiere estudiar en otro país, los gastos suelen ser muy altos, por lo que los bancos ofrecen facilidades financieras para cubrir gastos relacionados con estudios en el exterior.
  • Anticipos de beca. Cuando se es beneficiario de una beca, a veces los recursos de esta tardan en llegar. Las entidades bancarias ofrecen el producto o servicio de darte el dinero con anticipación, para que luego le sea devuelto con los fondos de las becas.

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo para estudiantes y un préstamo personal?

Los préstamos personales pueden ser utilizados para cualquier fin, con la particularidad de que tienen un tipo de interés muy alto y deben ser reembolsados en un plazo muy corto. Por el contrario, los créditos para estudiantes tienen un interés más bajo, y los tiempos para el pago de las cuotas son más largos, teniendo en cuenta que en muchos casos no es posible estudiar y trabajar simultáneamente.

En España, la tasa anual equivalente (TAE) para los préstamos estudiantiles es menor, por lo menos 2% que para los créditos de consumo, haciendo una gran diferencia a la hora de hacer la devolución.

¿Qué tener en cuenta a la hora de solicitar un préstamo para estudiar?

Una de las recomendaciones más importantes antes de adquirir este o cualquier otro tipo de préstamo, es que se evalúen con calma las condiciones que exige la entidad prestadora en cada una de sus ofertas, sobre todo a la hora de considerar si seremos capaces de cumplir con las cuotas y los plazos de devolución.

En el caso de los préstamos para estudiantes, por lo general se pide que haya una persona que sirva como aval, siendo garantía para el banco que de una forma u otra el dinero será reembolsado. Por lo tanto, teniendo en cuenta lo anterior, es necesario ser muy responsables con los pagos, pues si llegan a faltar, quienes se ven perjudicadas serán aquellas personas que hicieron el favor de ser el respaldo.

Por otro lado, muchos préstamos dan la opción de no pagar durante unos meses. No obstante, hay que tener cuidado con esto, ya que los intereses siguen cobrándose, y el valor final será mucho mayor que si empezáramos a pagar la cuota desde el momento cero.

Acorde al tema de los intereses, es necesario tener en cuenta si el préstamo es de interés fijo o variable, pues en el caso de que sea variable, corremos el riesgo de que suba sustancialmente y paguemos más de lo que en un inicio habíamos contemplado.

Finalmente, se recomienda prestar especial atención a los préstamos que cubren la matrícula de todos los años de curso, dado que existe la posibilidad que nos cobren los impuestos por el valor total y no anualmente, haciendo que el valor en intereses sea extremadamente alto.

Consigue el mejor préstamo gratis en España

¡Sin comentarios aún!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.