Skip to main content

Monto del préstamo

100 - 1500 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Por ejemplo, para un préstamo de 300€ para devolución en 120 días, los costos serán de 0€, el importe total a devolver será de 300€ con una TAE de 0%.

Monto del préstamo

100 - 300 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Ejemplo TAE: cantidad solicitada: 100€, total a devolver: 133€ en 30 días, TAE: 3112.64%

Monto del préstamo

50 - 300 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

La TAE para el primer préstamo es del 0%. Para los préstamos siguientes la TAE varía en función de importe y plazo y aparece indicada en los términos y condiciones de la solicitud. A modo de ejemplo, para un crédito rápido de 100€ a 30 días, los intereses serían de 32€, lo que equivale a una TAE del 2830,8%.

Monto del préstamo

100 - 1000 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Prestamos consumo

BS 21

Información más importante

Los créditos de consumo son unos de los préstamos más utilizados en el país por los consumidores, algunos de los motivos por los cuales se sienten a gusto solicitándolos son: El importe entregado puede usarse para cualquier cosa, desde un mercado hasta para la adquisición de bienes como carros o muebles. Con pocos documentos y sin dar muchas explicaciones se puede acceder a este crédito. El cumplir con las obligaciones de pago ayuda a tener un buen historial bancario, que trae como consecuencia dar confianza a las centrales de riesgo y que sigan otorgando créditos. El tope máximo de dinero que prestan es suficientemente alto para comprar bienes o hacer inversiones. Los plazos de devolución y las cuotas son coherentes. El contrato de crédito que queda por escrito ayuda a que, tanto el prestamista como el solicitante, sepan con claridad sus límites y responsabilidades.

  1. Los créditos de consumo sirven para financiar la adquisición de bienes y servicios.
  2. Los créditos de consumo pueden otorgar altas cantidades de dinero, de 200 a 75 mil euros.
  3. Los créditos de consumo deben ser reembolsados en un plazo de uno a cuatro años.
  4. Para acceder a un crédito de consumo se necesita contar con la mayoría de edad, una fuente de ingresos estable y no figurar en ficheros de morosos.
  5. Algunas de las ventajas de los créditos de consumo son que el importe entregado puede usarse para cualquier cosa y que con pocos documentos y sin dar muchas explicaciones se puede acceder a este crédito.

¿Qué es un préstamo consumo?

Los préstamos al consumo son un tipo de crédito que se otorga a las personas que estén interesadas en realizar gastos para su propio bien. En este sentido, estos préstamos no cubren una necesidad puntual, sino que pueden ser utilizados de muchas formas diferentes dependiendo de a quien se le otorgue. Es así que, por ejemplo, puede usarse tanto para un viaje, como para comprar muebles sin problema alguno.

Estos créditos son otorgados por entidades financieras que dan un importe determinado al usuario para que este pueda manejarlo a su acomodo. Por lo general, este monto de dinero depende de los antecedentes, el capital y la capacidad de pago del cliente.

¿Qué productos puedo adquirir con los préstamos al consumo?

Los créditos al consumo tienen la gran ventaja de ser otorgados sin necesidad de que el solicitante tenga que justificar en qué va a gastar el importe prestado, por lo tanto el rango de bienes y servicios en los que puede utilizarse es muy amplia.

En la mayoría de los casos, los clientes hacen uso de los préstamos de consumo comprando un coche, obteniendo objetos, muebles o electrodomésticos para su hogar y financiando viajes. Sin embargo, hay casos en los que también estos recursos otorgados se utilizan para saldar imprevistos o gastos extra que no se tenían contemplados con antelación.

Tipos de créditos al consumo

Debido a que las necesidades de cada persona son distintas, los bancos y las entidades financieras han desarrollado productos y servicios que se ajustan a cada una de sus solicitudes. En el caso de los créditos al consumo promocionan las siguientes clases:

  • Las tarjetas de crédito son uno de los préstamos más utilizados a nivel mundial, pues consiste en brindar al cliente un monto de dinero que puede gastar en varias fases, en el momento que considere realizar una compra, a través de un documento plástico. El usuario no puede exceder el importe prestado, y debe cumplir los plazos de pago dependiendo de los acuerdos a los que haya llegado con entidad prestamista.
  • Los créditos rotativos tienen un funcionamiento similar al de las tarjetas de crédito, pues en la medida en la que se paga la deuda, el cupo del préstamo vuelve a quedar disponible, con la diferencia de que los créditos rotativos no son manejados con el plástico.
  • Los créditos de libranza están diseñados para que puedas comprar o acceder al servicio que quieras y la deuda se vaya pagando automáticamente al descontarte dinero mensualmente de tu pensión o nómina.
  • Los créditos pignorados son aquellos que se otorgan siempre y cuando se deje un bien como prenda de garantía del pago del dinero prestado. Algunos de los activos financieros que se pueden dejar son coches, acciones o un depósito.

¿Cómo es el contrato de los préstamos al consumo?

Como en todo negocio, los contratos son fundamentales para dar garantías a las partes. En el caso de los préstamos al consumo existen regulaciones generales que la ley define para todas las entidades bancarias o financieras que ofrezcan este servicio.

En este caso, todos los contratos de créditos de consumo tienen en su interior los datos tanto del prestamista como del prestatario, el tipo de préstamo que se dará, el monto del importe, las cuotas de pago, los plazos de devolución, los tipos de interés y las consideraciones extras en caso de que alguna de las partes incumpla lo establecido.

Es preciso aclarar que aunque estas sean los elementos básicos de todo contrato de préstamo al consumo, es necesario remitirse a la ley para no pasar nada por alto y, además, tener en cuenta que cada empresa o entidad tiene libertad de ajustar sus requerimientos y condiciones, siempre y cuando estén dentro de lo establecido legalmente.

¿Cuál es el mejor lugar para pedir un préstamo?

Tomar la decisión de acceder a un crédito al consumo es muy importante, pues se convierte en una responsabilidad financiera que debe ser cumplida sin falla, si no queremos aparecer en los ficheros de morosos como ASNEF o la RAI, por lo tanto, es fundamental pedir este tipo de préstamos en las entidades que nos den mayores ventajas de acuerdo a nuestras necesidades.

Teniendo en cuenta esto, lo más recomendable es que se utilicen comparadores para poder identificar qué banco o ente financiero se más adecuado. En esta etapa, es conveniente revisar los montos que dan, el tipo de interés que tienen, el plazo de devolución, las cuotas en las que se dividen los pagos y revisar si cobran o no comisión por apertura.

De acuerdo a lo anterior será posible tener un criterio suficientemente robusto para seleccionar el mejor lugar para pedir tu préstamo al consumo. Sin embargo, sin dejar de lado lo antes mencionado, es valido resaltar que algunos estudios han identificado que unas de las mejores entidades para pedir este producto actualmente son ING, Younited, BBVA y Cofidis.

¿Qué condiciones debo cumplir para pedir un crédito de consumo?

Si estás considerando acceder a un crédito de consumo lo primero que debes hacer es evaluar si estás en condiciones de asumir una deuda, es decir, si tiene capital suficiente para pagar cumplidamente las cuotas de pago en un plazo definido.

En caso de que efectivamente tengas suficiente capacidad de pago, debes también ser mayor de edad, no estar reportado en alguna central de riesgo como ASNEF, contar con documentos que certifiquen que eres español o residente permanente del país y poder demostrar que mensualmente recibes dinero por nómina, de forma independiente o como pensionado.

¿Cuáles son las características de un crédito de consumo?

Los créditos de consumo son utilizados para comprar o invertir en cualquier cosa que se te ocurra. Así, el objetivo principal de este tipo de créditos es financiar a todo aquel que tenga planeado adquirir algún producto o servicio.

Este tipo de créditos tiene la particularidad de prestar altas cantidades de dinero que pueden ir de los 200 a los 75 mil euros, y el banco o la entidad prestadora no tiene por qué controlar cuál será la disposición de los recursos.

Por lo general, este tipo de préstamos debe ser reembolsado en plazos que van de uno a cuatro años, de acuerdo a lo acordado entre el banco y el consumidor que hace la solicitud.

¿Qué elementos se deben tener en cuenta si se quiere tener un préstamo de consumo?

Como consumidores se deben tomar las riendas de los servicios adquiridos, por lo tanto, es responsabilidad de las personas estudiar toda la información pertinente sobre las condiciones del préstamo que se va a tomar.

Contar con datos claros y precisos ayudará a saber a qué se enfrentan los consumidores a la hora de endeudarse y cuáles son los deberes y derechos cuando se firmó el contrato.

En la misma línea de lo anterior, es recomendable pedir información de las ofertas de distintas entidades y situarlas en un simulador, herramienta que se puede encontrar fácilmente en internet. Esta estrategia servirá para identificar cuál es la opción más conveniente.

Una vez hayas elegido el crédito más apropiado para ti, revisa con cuidado el contrato, fíjate en las responsabilidades y las penalizaciones que puedes tener si incumples con ellas. Además, revisa con cuidado que tus datos estén correctos y que la información corresponda al servicio que solicitaste.

Si dentro de los primeros 14 días luego de firmar el contrato quieres renunciar al mismo, la ley te protege con el derecho de desistimiento y puedes hacerlo sin problema alguno. Lo único que debes hacer es informar y hacer un reembolso anticipado, pagando también los intereses y las comisiones correspondientes.

En caso de que te mantengas en los acuerdos, procura pagar cumplidamente las cuotas acordadas y revisar constantemente que en tus recibos se esté viendo reflejada la amortización del crédito.

¿Qué se necesita para acceder a créditos de consumo?

Cada una de las entidades prestamistas tiene requisitos para los productos que ofrecen, por lo que es menester revisarlos con cuidado. A pesar de esto, las condiciones que se usan más frecuentemente en la mayoría de los préstamos son:

  • Contar con la mayoría de edad (más de 21 años)
  • Tener una nómina acorde a la cantidad de dinero solicitado o una fuente de ingresos estable.
  • Tener una vida crediticia en la que no se figure en ficheros de morosos, como la ASNEF o RAI.
  • Presentar documento de identidad que valide que eres de España o tienes residencia permanente.
  • Poder validar que tienes un trabajo estable desde tiempo atrás, en caso de ser empleado; o certificar que se tienen recursos suficientes para saldar la deuda en el plazo acordado.
  • En algunos casos, la entidad bancaria pide que también se entregue un extracto de las cuentas.

¿Qué ventajas tienen los préstamos de consumo?

Los créditos de consumo son unos de los préstamos más utilizados en el país por los consumidores, algunos de los motivos por los cuales se sienten a gusto solicitándolos son:

  • El importe entregado puede usarse para cualquier cosa, desde un mercado hasta para la adquisición de bienes como carros o muebles.
  • Con pocos documentos y sin dar muchas explicaciones se puede acceder a este crédito.
  • El cumplir con las obligaciones de pago ayuda a tener un buen historial bancario, que trae como consecuencia dar confianza a las centrales de riesgo y que sigan otorgando créditos.
  • El tope máximo de dinero que prestan es suficientemente alto para comprar bienes o hacer inversiones.
  • Los plazos de devolución y las cuotas son coherentes.
  • El contrato de crédito que queda por escrito ayuda a que, tanto el prestamista como el solicitante, sepan con claridad sus límites y responsabilidades.

¿Qué inconvenientes presentan los créditos de consumo?

Aunque son pocas, algunas de las desventajas que destacan de los créditos al consumo son:

  • Las tasas de interés suelen ser más altas que las de un crédito con finalidad establecida, como los de estudio o los hipotecarios.
  • Al ser un crédito de consumo, los gastos que se requieren suelen ser mayores al importe entregado.
  • Dado que los intereses son un poco elevados, no se recomienda tener varios créditos simultáneamente, pues la deuda puede ser demasiada y ocasionarte problemas financieros.

Consejos para adquirir y sobrellevar un crédito al consumo

Como te hemos dicho durante todo el artículo, es fundamental que bases tus decisiones en criterios responsables, por lo tanto, una de las cosas más importantes que debes hacer es un balance de tus recursos para que tengas claridad de cuánto es tu capacidad de endeudamiento, y así puedas solicitar el crédito al consumo con relación a eso.

Por otro lado, toma el préstamo que sea más conveniente para tus objetivos y tu bolsillo, esto te ayudará a cumplir tus metas sin necesidad de sufrir cada vez que debes realizar un abono al crédito.

En este mismo sentido, trata de no solicitar otros créditos mientras estés pagando este, dado que los gastos pueden ser muy altos, y terminarás gastando los importes para pagar las deudas de otro préstamo, y así sucesivamente.

Finalmente, como última recomendación, cada vez que tengas la oportunidad, procura abonar más dinero a la deuda, así podrás ahorrar dinero en intereses y terminarás de pagar el coste total en menos tiempo del estipulado.

Consigue el mejor préstamo gratis en España

¡Sin comentarios aún!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.