Skip to main content

Monto del préstamo

100 - 1500 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Por ejemplo, para un préstamo de 300€ para devolución en 120 días, los costos serán de 0€, el importe total a devolver será de 300€ con una TAE de 0%.

Monto del préstamo

100 - 300 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Ejemplo TAE: cantidad solicitada: 100€, total a devolver: 133€ en 30 días, TAE: 3112.64%

Monto del préstamo

50 - 300 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

La TAE para el primer préstamo es del 0%. Para los préstamos siguientes la TAE varía en función de importe y plazo y aparece indicada en los términos y condiciones de la solicitud. A modo de ejemplo, para un crédito rápido de 100€ a 30 días, los intereses serían de 32€, lo que equivale a una TAE del 2830,8%.

Monto del préstamo

100 - 1000 EUR

Tasa de interés anual

-

Tarifa de establecimiento

-

Duración de la aprobación

-

Tipos de préstamos

BS 31

Información más importante

Los préstamos son un instrumento financiero que tienen como finalidad poner a disposición de los usuarios un monto de dinero que deben devolver, de acuerdo a ciertas condiciones que se establezcan previamente. Para que los pagos sean más fáciles de solventar, estos se dividen en cuotas; además, en aras de que la entidad bancaria también pueda tener rentabilidad por ofrecer este servicio, cobra a los clientes un porcentaje extra de intereses.

  1. Los préstamos son un instrumento financiero que tienen como finalidad poner a disposición de los usuarios un monto de dinero que deben devolver, de acuerdo a ciertas condiciones que se establezcan previamente.
  2. Los préstamos se dividen en cuotas y se les cobra a los clientes un porcentaje extra de intereses.
  3. Los créditos y los préstamos tienen como principal diferencia que en el préstamo se da el importe completo desde el principio, mientras que con el crédito el dinero puede ser utilizado poco a poco, dependiendo de las necesidades que tengamos.
  4. Existen una gran cantidad de préstamos, y se pueden clasificar por su finalidad, por duración o por respaldo.
  5. Para decidir cuál es el préstamo que más se adapta a lo que necesitamos, lo primero es, precisamente, identificar cuáles son nuestros requerimientos y tener claridad para qué debemos buscar financiación.

La gran mayoría de personas necesitamos de ayudas financieras para poder tener solvencia económica y también para cumplir nuestros objetivos, con relación a compra de bienes o creación y consolidación de nuestra propia empresa.

Para hacer uso de estas herramientas, es necesario entenderlas. Sigue leyendo y te contaremos un poco más al respecto, para que tengas bases suficientes para tomar riendas de tus finanzas.

¿Qué es un préstamo?

Los préstamos son un instrumento financiero que tienen como finalidad poner a disposición de los usuarios un monto de dinero que deben devolver, de acuerdo a ciertas condiciones que se establezcan previamente.

Para que los pagos sean más fáciles de solventar, estos se dividen en cuotas; además, en aras de que la entidad bancaria también pueda tener rentabilidad por ofrecer este servicio, cobra a los clientes un porcentaje extra de intereses.

¿Cuál es la diferencia entre un crédito y un préstamo?

A pesar de que tanto los créditos como los préstamos son dinero que se entrega de una parte a otra que la solicita, tienen como principal diferencia que en el préstamo se da el importe completo desde el principio, mientras que con el crédito el dinero puede ser utilizado poco a poco, dependiendo de las necesidades que tengamos. No es obligatorio hacer uso de los recursos disponibles inmediatamente.

Por otro lado, los créditos y los préstamos también se diferencian en que en el préstamo los intereses que se pagan son acordes al monto total, y en el crédito los intereses se calculan en relación al dinero que se ha gastado.

Además de esto, los créditos tienen plazos de pago cortos, al contrario de los préstamos que pueden pagarse en un tiempo más prolongado, lo que genera, a su vez, que estos tengan intereses más altos.

¿Qué tipos de préstamos existen?

Para cada necesidad, los bancos y entidades financieras han creado un producto acorde. Existen una gran cantidad de préstamos, y se pueden clasificar por su finalidad, por duración o por respaldo.

De forma resumida, algunos de los tipos de préstamos son:

  • Préstamos para empresas: estos se utilizan como forma de financiación para ejecutar proyectos, comprar muebles o invertir.
  • Tarjeta de crédito: estos préstamos sirven para realizar compras con dinero entregado al cliente previamente. El pago que el usuario debe hacer, es correspondiente a los gastos que haya hecho mensualmente. Este es uno de los préstamos más populares y se utiliza disponiendo el dinero en una tarjeta plástica, que se puede llevar a cualquier lugar que sea necesario.
  • Préstamos al consumo o de libre inversión: la principal característica de estos préstamos, es que pueden utilizarse para comprar cualquier cosa, sin necesidad de aclararlo en la solicitud.
  • Préstamos hipotecarios: este es un tipo de préstamo específico, pues el dinero que se preste puede ser únicamente utilizado para compra o modificación de bienes inmuebles.
  • Créditos de nómina: estos créditos se dan en proporción al valor que se reciba de sueldo. Puede ser invertido en cualquier cosa sin necesidad de justificar su finalidad.
  • Préstamos de estudios: con este préstamo las personas pueden acceder a dinero que les servirá para pagar pregrados, doctorados, maestrías y demás programas académicos de su preferencia.
  • Préstamos a corto, medio y largo plazo: como se mencionó antes, los créditos pueden clasificarse de acuerdo a su duración. Por ejemplo, existen préstamos para cubrir necesidades urgentes, que deben ser solventados máximo en menos de tres meses, otros en término de más de 1 año y otros que se pueden alargar hasta 15 años, como los préstamos hipotecarios.

¿Cómo elegir el préstamo más conveniente?

Para decidir cuál es el préstamo que más se adapta a lo que necesitamos, lo primero es, precisamente, identificar cuáles son nuestros requerimientos y tener claridad para qué debemos buscar financiación.

Una vez sepamos para qué destinaremos el importe a solicitar, lo más importante es que investigues en distintas entidades bancarias los productos que te ofrecen; hay muchas opciones como el Banco Santander, el Banco de España, entre otros.

Revisa que la tasa de interés se ajuste a lo que puedes pagar, que el plazo de devolución del dinero sea apropiado y que el monto que te prestan sea suficiente para lo que necesitas.

Ten en cuenta en revisar la letra pequeña de los contratos y utilizar herramientas de comparadores de créditos, para que tengas un punto de referencia para tomar la mejor decisión.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de los préstamos?

Para tomar la decisión de solicitar préstamos, es pertinente conocer las dos caras de la moneda, pues no todo siempre es positivo.

A pesar de que los préstamos permiten tener dinero de forma sencilla, tienen muchas alternativas de donde elegir y los pagos pueden negociarse, esta forma de financiamiento cobra, además de los intereses, comisiones por apertura y cancelación. En algunos casos es obligatorio pagar seguros y, en caso de no poder pagar una cuota, se cobran penalizaciones muy altas.

Entendiendo que los préstamos tienen muchas variables que considerar, lo más responsable como consumidores es educarse con relación a las ofertas que hay y a las condiciones que se presentan, para elegir de forma coherente y crítica.

¿Qué son los intereses y por qué son importantes para mis finanzas?

Hemos escuchado mucho hablar de los intereses, pero ¿en realidad sabes qué son y por qué debes tenerlos en cuenta?

Cuando se solicita dinero a una entidad financiera, se debe devolver el monto que prestado, más un poco más. En términos generales, en lo que se refiere a los préstamos, a esta diferencia se le llaman intereses. Es decir, aquel porcentaje que se cobra por el servicio que prestó el banco al ser el prestamista.

Los intereses son una relación entre dinero y tiempo, por lo tanto, una vez se toma la decisión de acceder a un crédito, se sumará la tasa de interés sobre el importe dado. Esta tasa dependerá de los meses que tardes en pagar y el monto que te prestaron.

¿Qué tipos de interés existen?

En el mercado hay varios tipos de tasa de interés, entre ellas encontramos:

  • Fija: este tipo de interés se acuerda desde un principio. Entonces, si el préstamo se devuelve tres años después del primer desembolso, la tasa de interés se mantendrá igual durante ese tiempo.
  • Real: esta tasa de interés cambia según la economía. Por lo tanto, si hay inflación, la tasa de interés disminuye, considerando que esto genera que nuestro poder adquisitivo sea menor.
  • Nominal: este tipo de tasas se capitalizan varias veces al año. En consecuencia, se cobran intereses sobre los intereses.

Consejos finales

Como mencionamos en un principio, tener acceso a un crédito o un préstamo da libertad de cumplir sueños y metas, por lo tanto, es una oportunidad que vale la pena aprovechar de manera responsable, entendiendo que esto puede definir el futuro de forma contundente.

Para que tu experiencia con los préstamos sea lo más cómoda y satisfactoria posible, te invitamos a que solo pidas el monto de dinero que necesitas, que tengas claridad frente al objetivo que va a cumplir esa ayuda económica en tu vida, que te tomes la tarea de investigar y comparar diferentes tipos de préstamos, para que elijas la opción que se ajuste mejor a tus necesidades.

Consigue el mejor préstamo gratis en España

¡Sin comentarios aún!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.